viernes, 28 de enero de 2011

Seguimos de BBC?

Hola princesas.

Ayer os mostrábamos una serie de jesusitos que quedarían de lujo en nuestras princesas para asistir a un evento próximo, como pueden ser bodas, bautizos o comuniones.

Pero los jesusitos son ideales para niñas hasta un año, si nos apurais, incluso dos añitos. Pero más allá, a nosotras personalmente, la braguita asomando bajo el jesusito ya no nos entusiasma.

Sin embargo eso no impide que nuestras princesas mayores vayan monísimas.

Que se nos casa una cuñada, una prima, se acerca el día de Ramos............ no hay problema, vestido monísimo, un adorno a juego para el pelo, rebequita y leotardos, o calcetines (según el día y la zona, jeje) y nuestra princesa será aún más princesa ese día.

Hoy os mostramos vestidos bordados. Clásicos, elegantes y siempre socorridos para un evento. Por supuesto los que os mostramos son hechos por nosotras, todo a mano. Esperamos que os gusten.




Empezamos por las más peques, con este modelo con culetín a juego. La falda es larga, pero abierta por detrás desde el culete, para que al andar se vea el culetín.


 Tela de florecitas azules y bordado en dos tonos de azul.


 Estampado de florecitas rosas y verdes y bordado en dos tonos de rosa.


 Estampado en rojo, rosa y verde y bordado en rojo fuerte.



 Tela de fondo rosa con pequeños lunares blancos, bordado en dos tonos de rosa.




Este último apenas tiene bordado. Es el último vestido que hemos hecho, en toyle, muy bonito en gris, combinado con rojo, y creemos que las pequeñas flores bordadas le dan ese toque fino y elegante. Ideal para una princesa, no creeis.

Ya sabeis nos encanta leer lo que os parece, sea bueno o malo. Vale, si es bueno mejor, pero se aceptan todo tipo de críticas y sugerencias, ejjeje.

Biquiños y gracias por leernos.

piliymontse.entredos@gmail.com

2 comentarios:

La mamá de Patricia dijo...

Qué monos los vestidos! Sois unas artistas, chicas! Mi madre cuando éramos pequeñas también nos bordaba los vestidos, y mi tía nos hacía las chaquetas y las capotas a juego (de ahí mi afición a la calceta), se quedaban hasta las tantas dale que te pego... qué recuerdos! Ibamos como princesas, como van vuestras niñas con unas madres tan artistazas. UN beso guapas

pattya dijo...

Hola

Os he dado un premio!

Podéis pasar por mi blog a recogerlo

http://pattyablog.blogs.elle.es/

Besazos
pattya